Londres, Texas y Santiago: Intimate Stranger
Extranjeros en casa
Él es chileno, ella es mitad inglesa y mitad croata, y desde que se conocieron en Chile en 2003 no han parado de tocar en lugares tan diversos como Santiago, Londres, Bélgica y Austin, Texas. Ahora están de vuelta en Santiago, presentan su disco debut Life jacket (2007) y aquí hablan de su historia previa, que en el caso de Lautaro Vera se remonta al punk de los años '90. Cuando la palabra emo era nueva y no salía en los matinales ni en los diarios.

David Ponce | fotos: archivo de Intimate Stranger


Su primer concierto fue en la sede arrendada de un sindicato en calle Diez de Julio, barrio popular de mecánicos santiaguino, en 2005. El segundo, un año después, en noviembre de 2006, fue en Up All Night at The Miller, un bar en Snowsfields Road, al sur de Londres. La primera vez se llamaban Gato Gordo. Para la segunda ya usaban el nombre que mantienen hasta hoy. Como Intimate Stranger, el dúo entre el guitarrista Lautaro Vera, chileno, y la cantante y bajista Tessie Spoljaric-Woodgate, inglesa hija de madre croata y padre inglés, ha actuado desde entonces en Inglaterra, Bélgica, Estados Unidos y, desde mediados de año, de vuelta en Chile, donde pasaron las últimas fiestas patrias tocando en una fonda rockera.

Y si los tres años del grupo han sido viajados, la historia previa de Lautaro Vera es más extensa. Primero como parte de Disturbio Menor desde mediados de los años '90 y después en DonFango entre 1997 y 2003, el guitarrista fue parte central de dos movimientos en la historia del punk chileno. Primero, el que dio origen a la escena de música hardcore contraria al cliché de los excesos del alcohol y las drogas conocida como straight edge, y luego a la de los músicos que buscaron superar los patrones del ritmo acelerado y el discurso frontal del hardcore en un nuevo sonido. Intimate Stranger es el primer grupo de Tessie y el tercero de Vera, y para los dos es un punto de partida y de regreso a Chile al mismo tiempo.






Se conocieron durante un viaje de ella a Chile en 2003, y a fines del mismo año ya estaban escribiendo y tocando canciones juntos. Es entonces cuando Tessie y Lautaron empezaron a acumular millas a dúo.

En 2004 viajaron a vivir a Brighton, Inglaterra. En 2005 volvieron a Chile, ensayaron durante seis meses con Felipe Gómez, bajista de grupos como Malgobierno y diAblo, y con él dieron el citado concierto en Diez de Julio junto al disuelto grupo La Resistance.

–En ese tiempo Lautaro cantaba. Y yo canté una canción. Y después de esa tocata decidimos que yo iba a cantar –sonríe ella.

En 2006 volvieron a Londres y tuvieron una incursión de una semana a Bélgica para tocar en vivo. Fue parte de una rutina de actuaciones con frecuencia semanal en la capital inglesa, incorporados a una red de organizadores de conciertos en bares y pubs.

–Es bien difícil –explica él–. Incluso hay lugares donde te cobran por tocar.
–¿Dónde pagamos para tocar? –pregunta Tessie.
–Nosotros nunca. Aparte que es como anti rock, me parece a mí. No tiene nada que ver con tocar rock.

Recién en julio de este año el dúo volvió a Chile, pero con una escala en el camino: hicieron un alto en Austin, Texas.




Entre marzo y mayo de 2008 Intimate Stranger estuvo en Texas, EE.UU., para tocar en uno de los escenarios del connotado festival de la industria musical y de rock South By Southwest.
 
–Ahí son mil quinientas bandas en una semana –explica Lautaro Vera–. Entonces es la media ensalada de bandas y de lugares.
–Es toda la ciudad de Austin, Texas –agrega Tessie–. En todos los locales hay música, es entretenido, tienes tu lista, puedes elegir qué ir a ver. Los sellos hacen sus showcases (presentaciones), también las hacen por país… Sería interesante para Chile, para abrirse un poco, tener un showcase allá.

–¿No es raro que sea en Austin, una ciudad con esa actividad en uno de los estados más conservadores del país?
Lautaro
: Es que es como una isla. Es muy hippie y es muy buena onda.
Tessie: Claro, Austin en realidad no tiene nada que ver con Texas. Son todos anti Bush en esa ciudad.
Lautaro: Es como un oasis en Texas.

–¿De hecho está en el desierto, literalmente?
Lautaro: No, yo pensaba eso, pero sabes que es más verde que Santiago.
Tessie: O sea, Houston, Dallas: eso sí es bien Texas. Pero Austin es otra cosa.




Entre todas las experiencias de viaje, de paso Intimate Stranger llegó desde Londres con su primer disco listo. Es Life jacket (2007), con dos baterías grabadas en Chile en 2006 por Felipe Gómez y varias de las canciones que se pueden escuchar hoy en el sitio del grupo en Myspace. Rock de guitarras y bajos que a veces suena surf pero sobre todo mantiene un tono melódico y a menudo melancólico en la voz de la cantante.

–Yo creo que todas las canciones son medias melancólicas. Porque soy melancólica –sonríe ella–. Es suave, no es muy pesado.
–Queremos mantener la base de canción, melodía más que nada –coincide él–. Siempre ha estado todo hecho en base a la melodía de la voz.

Después de llegar a fines de julio, ya han tocado con los grupos La Última Pelea de la Noche, Houdini, Círculo No. 6 y Generador Mental en sitios como Bar Uno, Samobar, Club Mar, La Otra República y la reciente fonda rockera Fondart celebrada en el Centro Arte Alameda. Y en ellos han estado probando su nuevo sonido, siempre a dúo, pero con baterías programadas con sonoridades más electrónicas.

–Ese disco hace tiempo que lo hicimos –dice Tessie.
–Todavía el grupo estaba en vías de desarrollar su sonido –explica Lautaro–. Está bueno, pero no es el sonido que tenemos ahora.

Establecido en una parcela en la comuna de La Florida en Santiago, el grupo tiene entre sus planes quedarse en Chile.
–Pero queremos seguir haciendo cosas –dice ella–. Ir a tocar a Estados Unidos de nuevo, Europa…
–La idea es tener como base Chile –explica él–. Decidimos cambiarnos acá porque nos gusta más que vivir en Londres. Tenemos más amigos. La vida en Londres es bien impersonal y más solitaria.
–Es buena, pero al mismo tiempo no es fácil. Ya somos viejos y queremos estar en una casa. Es el otro extremo –dice Tessie–. Tener árboles frutales… me gusta más.

–¿No importa estar cerca de Londres o Nueva York?
Lautaro
: En realidad estás lejos y Chile no tiene tanto mercado. Pero queremos viajar. Ésa es la idea: tratar de seguir saliendo.




–¿La gente que los ha ido a ver sabe que Lautaro tocó en otros grupos antes?
Tessie
: Yo creo que no tanto. Es más gente que nos conoció por MySpace.
Lautaro: La historia previa es importante y alguien puede enganchar quizás, pero es distinto. No es que se note que haya tocado en esas bandas. No hay relación, yo creo.

–¿No es raro que seas la misma persona y hayas tocado en una banda hardcore, por ejemplo?
Lautaro: Claro. No, para mí es normal porque nunca pensé en nada de eso. Antes tocar era para satisfacerse a uno mismo. Con DonFango era sobre todo eso. Era para adentro, poder hacer cosas y ritmos que te gustaran, un sonido más frío.

–Tessie vio tocar a DonFango en vivo. ¿Qué te parecieron?
Tessie
: Sí, me gustaron mucho. Cuando fui a esa tocata me gustó y quedé bien impresionada con Lautaro y su manera de tocar, porque tiene una onda bien individual para tocar.
Lautaro: Fue divertida esa tocata, debe haber sido una de las últimas, en 2003.

–¿Te sigue gustando la música de esas bandas?
Lautaro: Yo no escucho hardcore en realidad. Y ahora hay una posibilidad de que un amigo, Jorge, de Austin (Jorge Rodhis, ex integrante de otro de los grupos de la primera etapa straight edge local, Silencio Absoluto), edite a DonFango en vinilo.




–A propósito de ese amigo, dijiste que vive Austin  hace quince años pero sigue siendo chileno. ¿En qué se nota eso?
Lautaro: Porque le  gusta todo lo que sea más latino.
Tessie: Come mucho asado…
Lautaro: Como se dice, "no se halla" con los gringos. Y está siempre pensando en venirse para acá, típico que tiene el pack latino (en la TV cable) y en su casa veíamos los canales chilenos.

–A propósito de que él tocaba en Silencio Absoluto y tú en Disturbio Menor, ¿era posible un straight edge chileno, a partir de un movimiento que surgió en EE.UU.?
Lautaro: Depende de las bandas. Por ejemplo las bandas straight edge no, porque el tema no es local. Pueden ser de cualquier lugar. Pero en Disturbio Menor la temática de las letras del (cantante Cristian) Olea eran bastante de acá, de la situación política. Quizás Enfermos Terminales (otro de los grupos de la época) también tenían la temática era más local.

–En una entrevista con Álvaro España hace tiempo él decía que era difícil no pescar las drogas ni el alcohol en un país de alcohólicos. ¿Era difícil?
Lautaro
: O sea, la sufren. Yo fui medio straight edge, como estaba involucrado con toda esa gente me mimeticé con ellos. Pero ibas a comer a cualquier lugar y era un atado. Y si te fijas bien todos los productos tienen grasa animal. En otros lugares más cosmpopolitas, en Londres, la comida puede ser full vegana y no tienes ese problema.

–Entonces era más duro ser straight edge aquí.
Lautaro: Sí. Tienen que realmente querer serlo. Además es difícil no tomar y juntarte con gente que toma. Quedas un poco afuera. Si yo quisiera dejar de fumar o de tomar tendría que salir de esa sociedad. Es muy social.




–También esos grupos tuvieron algo que ver con Fugazi, que fue una de las primeras bandas en tener una idea del punk sensible y en hacer que se oyera la palabra emo. ¿Te llama la atención en lo que se ha transformado el emo ahora?
Lautaro
: Sí, po. Es como lo que le pasó al punk. Es una estética bien atractiva, igual taquilla, y a la gente le gusta vertirse así, es cool y entra harto por la vista. Pero no sé por qué se masificó tanto, en realidad. Es una corriente, como los pokemones. Es un fenómeno que se dio acá.

–¿Sí? ¿No hay pokemones en Londres o en Austin, Texas, por ejemplo?
Tessie: No…
Lautaro: No. El pokemón se parece a la onda de los japoneses. Bien funky, así con colores, con ropa rara.
Tessie: Es interesante porque allá hay gente que se viste así, pero no hay clasificaciones tan fuertes como acá. Lo que me sorprende es que es una categoría de jóvenes.
Lautaro: A mí me gusta, igual… O sea, no es mi estilo tampoco, los pokemones y los emo, pero me gusta que se vistan como quieran y que sean como creizy. Está bueno. Le da diversidad al panorama.

www.myspace.com/theintimatestranger

Intimate Stranger en vivo

En la radio. Martes 30 de septiembre, 14 horas. Programa "Guitarra indómita" en Radio Integral, Beaucheff 851, Santiago. Entrada libre.  www.radiointegral.cl
En el club. Sábado 4 de octubre, 22 horas. Club Mist, av. Suecia 0152, Providencia. $2.000
En el bar. Miércoles 15 de octubre, 23 horas. Bar Constitución, Constitución 61, Bellavista. Entrada libre.
En el puerto. Viernes 17 de octubre, 22 horas. Bar El Núcleo, Cochrane 510, Valparaíso.
En el bar. Miércoles 22 de octubre, 22 horas. Opium Bar, Bombero Núñez 359, Bellavista.
En el sur. Jueves 30 de octubre a sábado 1 de noviembre, 20 horas. Halloween Tour Puerto Montt y Puerto Varas. Lugares por confirmar.

 

Acelerado, instrumental: la historia previa

Disturbio Menor fue un grupo iniciado en Santiago a mediados de los años '90 y formado por Cristián Olea (voz), Lautaro Vera (guitarra), Julio Cortés (bajo, luego dedicado al free jazz y al chant rock en grupos como Fracaso y el Núcleo de Resistencia Estética) y Mauricio Muñoz (batería). Grabaron dos cassettes split o compartidas con el precursor sello autogestionado Masapunk, Hardcore para las masas (1996) y Vamos bien, mañana mejor (1996), además de participar en los compilados Hermanos de la mente furiosa (1997, Deifer Records) y Hardcore sin fronteras (1997, Deifer Records). Y su nombre siempre pareció tener encerrada una referencia a Minor Threat, la temprana banda del músico estadounidense Ian Mackaye y también precursora en el movimiento straight edge.

–El primer disco de la primera banda de Mackaye se llamaba Disturbio menor –precisa Lautaro Vera–. Minor disturb. Al Julio se le ocurrió sacarlo de ahí y nos gustó.

–También es un nombre muy policial chileno. En cada protesta hay disturbios menores.
Lautaro: Claro. Se aplicaba bien también.

–¿Después de haber tocado hardcore, DonFango se trataba de buscar un modo de tocar más individual, como dice Tessie?
Lautaro: Esa idea era bien individual. Tratábamos de sonar como algunas bandas, pero no tenía nada que ver con lo que estábamos haciendo antes. Queríamos algo que no podíamos hacer en Disturbio Menor, que era el sonido estándar del hardcore, entonces era fome, en cierto modo. Era bien marcado el estilo. No daba para experimentar tanto.

DonFango se inició entre 1997 y se disolvió hacia 2003, como trío de música más instrumental integrado por Lautaro Vera (guitarra y voz), Yerko Galinovic (bajo, ex integrante de Silencio Absoluto) y Mauricio Muñoz (batería) y bajo el influjo de grupos alternativos como Shellac o Don Caballero. Grabaron tres cassettes: DonFango (1997, Deifer Records), 2 (2001, Deifer/Brutal/Xennon) –en la foto– y un tercero que quedó inédito, además del single en vinilo Owen (1999, Deifer Records) y de su participación en el compilado Youth against policial violence (1998, Deifer Records).

–Un trío instrumental como Griz recordaba que cuando empezaron, a fines de los años '90, uno de los pocos grupos instrumentales era DonFango.
Lautaro: Claro, es esa corriente. Hubo varios grupos en Chile acá en eso. Supersordo antes un poco ya iba por ese camino, ¿no? Como un rock más pesado, un crossover a veces entre punk y metal. Esa corriente yo encuentro que podría ser el rock alternativo chileno. Porque es un rock que no se escucha mucho afuera, como Shellac y eso, y aquí hay gente a la que le ha gustado hacerlo. Si hubiera habido más industria en Chile en esa época hubiera pasado algo más potente, más masivo. Quedó ahí porque las bandas no podían hacer mucho más después de eso. Era un ambiente muy cerrado.

En el caso del tercer disco de DonFango ni siquiera quedó ahí. Nadie sabe dónde quedó porque la cinta master se perdió hacia 2003, explica el guitarrista.

–Si alguien tiene esa grabación podría llamarnos –dice–. La sacaríamos. Parece que estaba dentro de un bolso de cuero.