Tonossepia

Calor EP
(2006, Neurotyka)

Íñigo Díaz

Hombres del soul-jazz de la casa Blue Note llegaron primero. El altoísta Lou Donaldson, el tenorista Stanley Turrentine y el trompetista Donald Byrd hicieron que en las cubiertas de algunos de sus discos aparecieran sus chicas favoritas. La música de Alligator boogaloo (1967), Easy walker (1966) y Mustang (1966) exuda estrógenos en alta temperatura. Porque el jazz, aunque se crea que está hecho para blancos snob, también puede estimular directamente al cuerpo y sacarlo del letargo intelectual. Diego Vergara, que cuando no está a cargo de la producción musical de Colectivo Etéreo se hace llamar Tonossepia, llega al jazz con mucha claridad sobre lo que está buscando: música hipersensual. Y que en casos como el de Calor, no se asocia a una "bomba rubia" de las que están todos los días en los diarios, sino a la propiedad de sentir muchas cosas y a través de todas las partes del cuerpo.

Aquí también hay una chica en la portada, como en los discos más potentes del soul-jazz neoyorquino. Lo que no se sabe con claridad es si la retratada es la que aparece entre los beats fracturados de "Sex on the beach con la simpática gringa" o la muchacha que se revuelve en las sábanas cantando delante de unos velocísimos cruces de ritmos "es la fuerza de tu calor / son los tonos de tu color / es tu piel en su extensión", en "Calor". El tono es sepia en la portada de Calor y en "Calor" además se manifiesta el credo artístico de Tonossepia: no es necesario tocar un instrumento con destreza para hacer música. Tonossepia es un programador inquieto, capaz de, por ejemplo, sacar de la nada un solo de saxofón tenor que nunca existió. Para "Calor" obtuvo pequeños segmentos de otra grabación casera y sin demasiada lógica jazzística, y la reorganizó hasta poner en toda la vuelta de compases destinados al solista, un expresivo solo de saxo sensual. Así también ocurre en "Mucho alboroto acerca de nada", una pieza rearmada completamente sobre un bajo y un piano Fender Rhodes sacados de por ahí, y samples de Sun Ra y John Cage.

Vergara acude a otros músicos electrónicos para remezclar sus propias piezas. "Habla" por Freddy Musri, "Teatro acto 2" por Cristóbal Korenblit (Blit) y la propia "Mucho alboroto acerca de nada", por Cristóbal Vargas (Imaabs). Son las revisiones de los sets originales que aparecerán próximamente en un larga duración de once piezas titulado Dessiertoflorido y que con seguridad será más satisfactorio que el EP Calor, que de pronto obliga al auditor a hacerlo correr dos veces porque los treinta minutos resultan insuficientes. Desde distintas orientaciones, Tonossepia y Bitman han logrado mostrar una forma de electro-jazz que no requiere bandas en el escenario, por muy "orgánicos" que sean sus trabajos. Bitman remezcló música del grupo Rock Hudson y Tonossepia compuso sus propias piezas con piano, guitarra, saxofón y voces reales procesados y con una notoria cualidad de sonido. Un adelanto en materia electrónica sobre la línea nu jazz sensorial hecho en Chile. Dentro de poco Dessiertoflorido, editado por Neurotyka, lo ratificará o lo rectificará.

Temas: 1. Calor. 2. Habla (Freddy Musri remix). 3. Teatro acto 2 (Blit remix). 4. Teatro acto 2. 5. Mucho alboroto acerca de nada. (Imaabs remix). 6. Sex on the beach con la simpática gringa.

Músicos: Diego Vergara (samples, teclados, programación y composición), Cristóbal Korenblit (programación), Cristóbal Vargas (programación), Dadalú (voz), Flavio (saxo)

www.neurotyka.cl



<< Volver