Aksak Tacet

Dúo
(2011, independiente)

Antonio Voland

Los conservatorios de música siguen promoviendo concertistas de guitarra clásica, al punto de convertirla en un frente chileno reconocido en muchos circuitos del mundo y más que cualquier otro instrumento. Desde la figura del joven Luis Orlandini que obtuvo el primer premio internacional en 1989 en Alemania, han aparecido al menos tres camadas. A una de las más recientes pertenecen Andrés Pantoja (n. 1981, músico de la Universidad Católica) y Cristián Alvear (n. 1979, de la Universidad de Chile y alumno del propio Orlandini). Ambos fundaron el Cuarteto Latinoamericano de Guitarras hacia 2006, y hoy se reencuentran como una célula de esa misma agrupación para explorar el lenguaje de los dúos.

Aksak Tacet se llama el nuevo proyecto de Pantoja y Alvear, nacido en 2009. Si bien en 2011 dio el primer concierto de las Semanas Musicales de Frutillar, desde esos tiempos viene haciendo un tipo de experimentos de mucho mayor riesgo. Por ejemplo, algunas presentaciones de música improvisada en distintos formatos (combinando guitarras y soporte electrónico) en Piso 3, escenario de cámara dedicado a la música de vanguardias. Y en efecto es la obra de autores contemporáneos y un tratamiento liberado de las formalidades lo que está marcando su propuesta: desde las zapatillas de lona que los guitarristas calzan en la fotografía de la carátula hasta el modo en que que asumen las sugerencias no musicales en las partituras de los compositores escogidos. En Dúo, Pantoja y Alvear toman piezas del argentino Astor Piazzolla (1921-1992), el cubano Leo Brouwer (1939) y el yugoslavo Dusan Bogdanovic (1955), el mismo repertorio que presentaron en el Teatro del Lago el 27 de enero pasado.

Son obras que se dejan oir. Piazzolla rompió con la línea del tiempo del tango, pero no por ello lo convirtió en una pesadilla. La interpretación también es fluida a lo largo de los tres movimientos de “Tango suite”, melancólica y punzante. La “Per suonare a due” de Brower parece más ofensiva en disonancias, golpes de cuerdas y de cajas, gritos, silbidos y enjambre de pizzicatos, pero también tiene edades en sus cuatro movimientos: desde lo misterioso a lo resueltamente feroz. Y con la “Sonata fantasía” de Bogdanovic, el dúo va lejos en una impronta mucho más aguerrida que en las primeras obras. En un círculo de guitarra clásica donde abunda la música establecida, Aksak Tacet  viene a dar su propio golpe de timón, con esas dos extrañas palabras en su nombre: Aksak, que es como en países del Mediterráneo oriental se conocen las “métricas irregulares”, y Tacet, la notación que indica “silencio” en una partitura.

Temas: 1. Tango suite (Deciso / Andante / Allegro). 2. Per suonare a due (Prólogo o epílogo / Interludio / Gran pas de deux / Prólogo o epílogo II / Scherzo di bravura). 3. Sonata fantasía (Allegro rítmico / Adagio, rubato / Allegro molto).

Músicos: Andrés Pantoja (guitarra), Cristián Alvear (guitarra).

www.aksaktacet.blogspot.com



<< Volver