Fother Muckers

Si no tienes nada que decir entonces calla
(2009, Cazador)

David Ponce

Entre el primer y el segundo disco avanzaron el trecho que va desde hacer un EP de seis pistas a terminar una colección completa de canciones. Entre el segundo y el tercero descubrieron maneras nuevas de iluminar y acentuar ese sonido inicial. Y entre el tercero y el cuarto siguen igual de bien encaminados: ahora Fother Muckers no sólo hicieron una colección sino un sistema de canciones, en el que todas tienen más que ver entre sí, como un modelo para armar.

Después del EP Fother Muckers (2006), de No soy uno (2007) y de Justo y necesario (2008) ahora viene Si no tienes nada que decir entonces calla (2009), y Fother Muckers juegan con esas distintas piezas de este disco. Hay un par de momentos instrumentales que intercalan aires distintos entre la mayoría de canciones cantadas. Hacia el final hay una coda o cita en la que retoman a ritmo de bossa nova una frase musical anterior y con ese sólo gesto "cierran" o "redondean" el disco. Hay una introducción, que es como un juguete y al mismo tiempo una presentación: ahí es cuando el cantante y guitarrista Cristóbal Briceño, en vez de cantar desde el comienzo en este disco, parte hablando, y de hecho dice "¿Sabes algo? Hay veces en que, si no tienes nada que decir, es mejor callar", y podría ser una pesadez y por cierto tal vez lo sea, pero dicha con un tono así de amable en realidad parece un consejo o hasta un saludo.

Y conectadas por todos esos recursos están las canciones, que después de cuatro discos ya son una garantía de buena composición, con armonías creativas y melodías efectivas, el mejor combinado. Sólo que también hay un avance ahí. La cantidad de acordes que hay en esa misma introducción ya es una advertencia: llaman la atención las armonías cada vez mejores que el grupo está usando, como pasa todo el tiempo en "Ola de terror", o entre "Gente tan diferente" y la miniatura llamada "Cocino solo para mí" que viene luego. Arreglos vocales, momentos acústicos, las voces combinadas de Cristóbal Briceño y el bajista Simón Sánchez son otras variables que pintan de más colores este disco. Y el final podría parecer un espejismo de esa canción "The right time" de una banda llamada Split Mirrors que a veces suena en las radios de música en inglés de los ochenta, pero sobre todo es el momento en que este grupo inventa aquí y ahora el reggae estilo fothermucker. Una sorpresa más para terminar.

Temas: 1. Quién te apura. 2. Nunca se apaga. 3. Decirlo y no decirlo. 4. Gente tan diferente. 5. Cocino solo para mí. 6. Jessica. 7. Meteoro, meteoro. 8. Supermercado. 9. Ola de terror. 10. Dos veces no. 11. Buscando oro.

Músicos: Cristóbal Briceño (voz y guitarra), Simón Sánchez (bajo y voz), Héctor Muñoz (guitarra), Gonzalo Núñez (guitarra), Martín del Real (batería).

www.fothermuckers.cl



<< Volver