Lluvia Ácida

Antartikos
(2005, Eolo)

Luis Felipe Saavedra

Desde el sur del planeta, Punta Arenas, dos de sus orgullosos hijos decidieron en 1995 realizar música electrónica que expresara el contraste entre la industrialización y naturaleza agreste, el conflicto entre presente y pasado de la región de Magallanes, y lo llamaron Lluvia Ácida y vieron que era bueno. Once años y once discos después, ofrecen Antartikos, un trabajo temático sobre la Antártida, sus misterios y épicas.

Financiado por el Instituto Antártico Chileno (INACH), el dúo compuesto por Héctor Aguilar y Rafael Cheuquelaf presenta este disco que se asemeja a los audio books, esos casets que cuentan historias. Porque Antartikos narra a través de la música, las letras y los textos del librito del CD la historia de la Antártida en dieciséis cortes y casi setenta minutos de duración, desde su formación, cuando se separa de Gondwana, el continente original, hace 150 millones de años, hasta nuestros días, en clave tecno, ambient e industrial.

Con sonidos arrancados de sintetizadores de la primera generación digital, tecno a la antigua, con claras influencias de los alemanes Kraftwerk, los ingleses Cabaret Voltaire y hasta Depeche Mode, Lluvia Ácida utiliza arpegios, voces gruesas, flautas de caña, delays y timbres ya reconocibles en la historia de la electrónica para crear composiciones en formato canción que van abordando, con variaciones rítmicas y de intensidades, los distintos aspectos del continente blanco: geográficos ("Continente blanco"), climáticos ("Vientos catabáticos"), fauna ("Colonia", "Cetáceos"), gestas épicas ("Endurance"), medioambientales ("Descongelación") o institucionales ("Año geofísico internacional", "Año polar internacional").

Editado por su propio sello, Eolo, que publica otros proyectos electrónicos de Magallanes como Agnosia, Lumania, Nébula, Polar, Protocultura y Maskamikr y que el año pasado también lanzó el DVD Tierras Magallánicas, un documental musicalizado por el dúo sobre el continente blanco que filmó entre 1921 y 1931 el sacerdote y explorador salesiano Alberto de Agostini, Lluvia Ácida construye patrimonio con el "folclor universal" como llaman a la música electrónica. Y lo hacen desde el fin del mundo.

Temas: 1. Continente Blanco, 2. Selva antártica, 3. Congelación, 4. Vientos catabáticos, 5. La vida permanece, 6. Cetáceos, 7. Colonia, 8. Antárticos, 9. El último límite, 10. Endurance, 11. Rompehielos, 12. Villa las estrellas, 13. Año Geofísico Internacional, 14. Cazador de meteoritos, 15. Descongelación, 16. Año polar internacional. Incluye el videoclip "Villa Las Estrellas".

Músicos: Héctor Aguilar (voz, programaciones, sintetizadores, teclados, samplers y tornamesa), Rafael Cheuquelaf (voz, programaciones, sintetizadores, teclados, ocarina, flauta de caña, bajo eléctrico y guitarra acústica).

www.lluviaacida.cl



<< Volver