Paula Batarce y Fernando González

A Gabriela Mistral. Amo amor
(2005/2006, Oveja Negra)

Iñigo Díaz

En tiempos de grandes efemérides, la buena memoria llega directo desde Valparaíso. La folclorista Violeta Parra se suicidó hace cuarenta años y es el septeto porteño Verdevioleta el que revisita sus canciones con una mirada contemporánea y erudita en Verdevioleta, creaciones sobre música de Violeta Parra (2007, Fondo de la Música). Y la poeta Gabriela Mistral apunta cinco décadas de su muerte y ahora es la dupla porteña Paula Batarce - Fernando González la que convierte en canciones acústicas las historias detrás de sus poemas en la reedición de A Gabriela Mistral. Amo amor.

La talquina Paula Batarce tuvo su primer encuentro con la música en la orilla cuando participó en la competencia folclórica del Festival de Viña con apenas veinte años a mediados de los '80. Pero se quedó pronto en el puerto y desde ahí construyó una ruta musical con cinco discos que la vieron pasar de una posición de intérprete a una de autora. En el intertanto conoció a Fernando González, guitarrista y miembro de la tríada del grupo beat Los Masters que derivó luego en Congreso: los hermanos González. La sociedad ya estaba zanjada y ahora llega a un punto de inflexión con esta "tesis" de musicalización de catorce textos de Gabriela Mistral, la mayoría obtenidos de las páginas del libro Desolación (1922). Y el resultado del trabajo bilateral de González como principal arreglador y Batarce como intérprete sugiere una música muy de la orilla. Tiene una brisa porteña que sopla transversal a cada crossover incorporado a estas nuevas canciones (que antes "sólo" eran poemas).

Si existen piezas de cierto corte pop –una balada como "Balada" o una canción como "El amor que calla"– igual esto huele a café en Valpo. Si tiene ritmos de raíz folclórica como "Vergüenza" o intervenciones más jazzeras como "Canción de los que buscan olvidar", sigue habiendo ahí vistas al mar. Después de temporadas de canto y trova en el Café del Cerro Castillo, Batarce grabó un disco con ese título, Paula Batarce en el Café del Cerro Castillo (2002). Y junto a González hizo lo propio para el álbum de canciones de Valparaíso titulado Puerto destino (2004). El puerto es un destino impostergable para esta dupla que aquí aparece siempre en un estado de introspección, de voz baja, a veces algo más colorido gracias a la variedad de timbres (cello, guitarra de jazz, batería, bajo eléctrico) y los finos arreglos de las canciones. Pero casi siempre es doliente.

Se nota en unos versos recogidos de manera aleatoria: "Yo no tengo otro oficio después del callado de amarte / que este oficio de lágrimas, duro, que tú me dejaste" (de "Coplas"), "Llévame mar sobre ti dulcemente / porque voy dolorida" (de "El barco misericordioso", la canción más íntima del disco), "Si yo te odiara, mi odio te daría / en las palabras rotundo y seguro / pero te amo" (de "Vergüenza"). A Gabriela Mistral se la ha mostrado como la poeta del dolor, y eso también es cierto. Pero Paula Batarce y Fernando González saben que la dedicatoria definitiva está ahí, en el otro lado. Aunque no se sepa.

Temas: 1. Riqueza. 2. Balada. 3. Amo amor. 4. Rocío. 5. Canción de los que buscan olvidar. 6. El arcoiris. 7. El barco misericordioso. 8. Vergüenza. 9. El amor que calla. 10. Coplas. 11. A las nubes. 12. Fuego. 13. Alcohol. 14. Canción del hombre de proa.

Músicos: Paula Batarce (voz), Fernando González (guitarra rítmica y teclados), Brunos Riveros (primera guitarra), Patricio González (cello), Alex Kruberg (bajo), Christian González (batería), Héctor Figueroa (percusión).

www.selloazul.cl/ovejanegra



<< Volver