Barría, a un día de Spinetta

Javier Barría
Miércoles 12 de julio, ciclo MUS.cl
$1.500

David Ponce

Algún día hacia fines del año pasado, en el programa de radio por Internet que mantiene junto a un amigo con el nombre de Flora y Fauna, Javier Barría no sólo programó una canción de un disco tan perfecto como Grace (1994), del finado cantante estadounidense Jeff Buckley. Además programó una canción desconocida de ese disco, "Forget her", y no está de más recordarlo ahora cuando, en la segunda fecha de ciclo MUS.cl en vivo, Barría está cantando una canción con claro perfume Buckley llamada "Noviembre".

Tampoco está de más porque Barría es esa clase de músico destinado a acarrear la comparación con un nombre más o menos frecuente, al menos por ahora, para su pesar o no: Luis Alberto Spinetta. Y no está mal parecerse al mejor rockero argentino de la historia, pero más sorprendente es descubrir otras propiedades en el propio Barría. Propiedades sonoras, por ejemplo. A Javier Barría le basta un trío para sonar, incluido un bajista que casi nunca despega la vista de la partitura, y sabe hace rendir su guitarra por dos.

Las armonías que genera con esa guitarra son el mayor atractivo de sus canciones. Con esa formación a ratos su grupo es lo que se llama un "power trío", a lo Cream, y el propio Barría se asemeja a un joven Eric Clapton en esos minutos. También puede hacer un blues con funky y versos como "Nena, eso es el amor", o una canción más rockera con líneas afines como "Recuerdo los primeros polvos como ayer", o simplemente entonar "Yo fui un animal voraz / Y ahora tengo miedo al frío", como de vuelta en Spinetta.

Cuando Barría habla es ronco, lo que no quita que buena parte de lo que canta está en falsete, y eso explica también que los tonos agudos a veces se vuelvan en su contra, como en la propia "Noviembre". Es paradójico que resulta mejor una canción recién nacida. "Esta canción la terminé ayer", confiesa. "Yo lo obligué a tocarla", agrega su hermana, que sube al escenario para acompañarlo en una guitarra electroacústica. Se llama "Sangre en las cuerdas" y de hecho aquí sí le resultan bien los falsetes, tan bien como la chaqueta, la corbata y la camisa negras que reservó para esta velada íntima. Es la etiqueta apropiada. Hoy es miércoles y Barría acaba de terminar de tocar. Mañana es jueves y va a ir a ver a Spinetta, que toca en el Teatro Oriente. Horas o minutos más o menos, este es el día en que Javier Barría recordó a Jeff Buckley y teloneó a Spinetta, a fin de cuentas.

Foto: Teresa Ly.

www.javierbarria.podomatic.com

www.florayfauna.podomatic.com/

<< Volver