Un hombre orquesta y una mujer a capella

Javier Barría y María Perlita
Sofá, viernes 28 de diciembre
$2.000

David Ponce

Lo empezó a hacer desde el día en que lanzó Panc, a mediados de año. En su primer disco María Perlita se mostró despojada casi al extremo de cantar sola con la guitarra, pero siempre es posible ir más allá en busca de lo esencial. Desde entonces, esta cantante que debutó apenas el año anterior en vivo dejó ir saliendo canciones más nuevas y más ligeras, que ni siquiera cupieron en el disco porque son muy distintas, con títulos juguetones como "No me convencerás" y "La tonta y el patán", entre vals y ranchera. Y ahora que es su última fecha del año, en el bar santiaguino El Sofá, ella ni siquiera canta la canción más sufrida del disco, "Pebre", porque en un año lleno de actuaciones su repertorio se ha ido transformando.

Entre otras cosas ha compartido el escenario con varios músicos, tal como esta noche. El anfitrión es Javier Barría, también cantante solista, que al revés de su compañera tiene una prolífica colección de discos propios, a razón de dos por año durante los últimos seis años. Y al revés de María Perlita él aparece solo en El Sofá, en la tarea de manejarse entre la voz y sus pedales de loops que le permiten armar capas sonoras de guitarras a modo de acompañamiento para el hombre orquesta. Pero las diferencias se complementan en este concierto doble, y así como María Perlita acompaña a Javier Barría al xilófono en una de las mejores canciones nuevas del cantante, "Yo tengo la misma edad que tú", luego será él quien le proporcione unas guitarras atmosféricas cuando ella empiece su parte del concierto.

Hace un par de días pasó la Navidad y fue justo en esa fecha cuando Javier Barría publicó su más reciente disco, Ciudadano B, que recoge buena parte del repertorio que tocó esta noche y ya está disponible para quien quiera llevarlo entre el público. A su vez, María Perlita toca acompañada por un bajista y un músico a cargo de instrumentos y coros y muestra la mayor seguridad que ha ganado en vivo tocando las canciones íntimas de Panc. Y tal como lo viene haciendo desde el lanzamiento del disco, al final se despoja de instrumentos y músicos para volver a hacer un bis. Sola, canta una versión insospechada de una canción previa, "Gitana", que antes era quieta pero ahora es vehemente e intensa, y ella se alza, se inclina, zapatea y logra unas inflexiones inesperadas a capella. Es la última canción de la última fecha del año y María Perlita está efectivamente de año nuevo: cuando termina esa canción ya es otra cantante.

Foto: Hixaga

www.myspace.com/mariaperlita
www.myspace.com/javierbarria

<< Volver